¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Las impresiones engañan, o eso dicen, pero cuando hablamos a nivel empresarial, nuestro objetivo es alejarnos lo máximo posible de esa frase, y conseguir una imagen y un logotipo para nuestra empresa que represente lo que somos y lo que hacemos de la manera más simple y más acertada posible. Para ello hemos hablado muchas veces de la imagen corporativa, hoy en concreto, nos centramos en el icono que representa la empresa, y os damos 4 consejos para diseñar un logotipo único.

 

  1. Tendencias en diseño gráfico, una guía universal.

Al igual que en muchos otros campos, existen logotipos y tendencias de moda que  casi todas las grandes marcas siguen para estar al día. Es muy importante estar atento a la evolución de estas grandes marcas, ya que las tendencias evolucionan constantemente, y no seguir algunas de ellas implicaría quedarnos con una imagen anticuada. Echa un vistazo a las tendencias actuales.

  1. La simplicidad es la clave.

Debemos tener en cuenta que nuestro logotipo no solo debe poder utilizarse en papelería corporativa y grandes carteles, sino también debería ser adaptable para pequeños formatos como tarjetas de visita, uniformes de la empresa, y un largo etc.

Para ello no podemos contar con un diseño excesivamente complicado, con muchos colores o extravagante, mientras más simple sea la idea y la ejecución del logotipo más fácil será trasladarlo y adaptarlo a otros formatos, a la vez que facilita así en gran medida el recuerdo en la mente de nuestros clientes.

  1. Consistencia entre el logotipo y la empresa.

Como sabemos el logotipo no es la única pieza de la imagen corporativa. Esta se forma por multitud de componentes, y debemos asegurarnos de que todos encajen bien entre sí.

Es decir, si estamos utilizando el color verde para nuestra papelería, nuestras redes sociales, etc. lo mejor será diseñar un logotipo que utilice el mismo color verde.

  1. ¿Tipografía en el logotipo?

Existen numerosas marcas que en su logo colocan el nombre de su marca para darle una mayor facilidad al recuerdo de los clientes. Podemos optar por la opción de complementar la imagen con una tipografía de nuestra marca, pero no debemos perder de vista que lo ideal es que la imagen por si sola sea capaz de transmitir de la misma manera.

 

Existen muchas maneras de aprovechar y jugar con la mente de los clientes en nuestra imagen corporativa. Si necesitas más ayuda con la imagen de tu marca o empresa, no lo dudes, ¡Cuenta con nosotros!

Share This