¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

El mundo y su gente se mueve cada vez más rápido, somos más impacientes, queremos que todo pase inmediatamente y sin rodeos. Esta podría ser una explicación de la aparición del fast content, los nuevos hábitos a los que se están acostumbrando los usuarios de las redes sociales. Por suerte, actualmente, se puede tener conexión a internet con un dispositivo móvil desde cualquier parte del mundo, provocando que tengamos necesidad de estar conectados y actualizados de información, prácticamente a todas horas. ¿Quieres saber de qué te estamos hablando? Te lo contamos a continuación.

 

El origen del fast content. ¿Qué esperan los usuarios al conectarse a internet?

 

Mentiríamos si no te dijéramos que siempre queremos contenido nuevo para ver y que si no hay nada nuevo que ver provoca cierta “ansiedad”. Este cambio de hábitos en la actualidad ha obligado a que las empresas actualicen sus estrategias de marketing digital e incluyan el “fast content”. 

 

El fast content se definiría como el consumo de contenidos de corta duración a gran velocidad y principalmente desde un dispositivo móvil. Este se encuentra en las plataformas de redes sociales en las que se puede visualizar historias de muy corta duración y que particularmente solo dura en la red 24 horas, como sería el caso de Instagram con su “stories” o Facebook y Whatsapp que también incluyen esta forma de mostrar contenido.

 

El fast content en las redes sociales.

De todas maneras, la precursora de esta estrategia digital que tanto enganchó a los jóvenes fue la famosa red social Snapchat, que se basaba en que los usuarios subieran fotos o vídeos de escasos segundos de duración con un tiempo de visualización en la red de 1 día, causando un gran cambio en la forma de consumir contenidos en redes sociales.

 

El contenido que se sube se caracteriza por ser sencillo, ameno, natural y rápido.

De esta forma se satisface la demanda de los consumidores de estar conectados a todas horas con marcas, influencers o conocidos. Además de mantenerlos interesados mucho tiempo es una forma de cautivar nueva audiencia de forma casi inmediata ya que cada vez se es más exigente y no se quiere perder mucho tiempo con contenido irrelevante y pesado.

 

La clave para un buen contenido fast content que se pueda consumir en cualquier momento y lugar de forma espontánea es la combinación de calidad y rapidez. Para ello se necesita contenidos creativos, capacidad de síntesis y el uso de dispositivos como móviles o tablets principalmente.

 

Podrás intuir múltiples ventajas como el incremento de engagement, el aumento de CTR, la humanización de tu marca o el favorecimiento de la presencia de marca. De todas maneras, si quieres conectar con tu audiencia y con un nuevo público objetivo quizás no te quede más remedio que incluirlo en las estrategias digitales que lleve tu empresa o tus perfiles personales. 

 

Si estás interesado en relanzar tu empresa y quieres promocionar tus productos o servicios de forma diferente pero actualizada a los hábitos de los consumidores, la Guía de Sevilla te ayuda a establecer el Fast content en tus estrategias de social media. Estamos a tu disposición cuando lo necesites.

Share This